La economía circular, iniciativa de Ellen MacArthur, tras dar la vuelta al mundo en un velero durante 71 días y 14 horas, durante los cuales observó que sus recursos eran limitados y que tenía que cuidarlos para poder lograr sus objetivos, y lograr su supervivencia en altamar, ha trascendido al punto que sus principios ya tienen retos globales como:

  • Cambiar el modelo de economía lineal, donde se toman las materias primas de los recursos de la tierra para fabricar productos, que posteriormente se tiran, lo cual ya no es viable por su alto efecto contaminador.
  • El reto es transformar el sistema de recolección y reciclaje de los productos usados, para crear una economía que sea prospera

¿Cómo se puede evolucionar hacia la economía circular?

  1. Gran parte de la contaminación esta en la etapa de diseño, los desechos no son accidentales, ya que en la fase inicial se define el 80% de los impactos ambientales.
  2. Es indispensable no seguir desperdiciando recursos; los productos y los materiales, deben mantenerse en la economía. La base de la economía circular es reciclar, reutilizar, reparar y remanofacturar. La solución no es que las cosas duren para siempre, es clave recuperar los materiales para que no terminen en los rellenos sanitarios, en las calles, en los vertederos o en los mares
  3. En la naturaleza no existe el concepto de desperdicio; todo es alimento. El reto es volver los nutrientes a la tierra y ser parte del ecosistema.

Economía circular,  una forma  inteligente de prosperar

La economía circular es un sistema que necesita el apoyo de las empresas, los gobiernos, las personas, las ciudades, los productos y el trabajo, con el fin de diseñar sistemas naturales encaminados a reinventar las formas de reciclar y hacer productos dentro de los límites naturales.

Plástico y economía circular

Es evidente que los plásticos son esenciales en la vida cotidiana, pero los 8 millones de toneladas de plástico encontrados en los océanos cada año, inducen a pensar que el mundo entero debería reemplazarlo…lo cual es utópico e irrealizable. El gran reto es repensar la manera cómo se usa el plástico y cuál es la forma correcta de reciclarlo, como lo indica la Fundación Ellen MacArthur, para no desperdiciarlo y llevarlo a ser procesado en la producción de nuevos productos, de botellas que así no terminan en la basura sino que al alargar su vida de uso, con cada reciclaje, disminuye la utilización de materias primas vírgenes.

 La nueva economía de plástico

Esta iniciativa cuenta con 5 pilares interconectados que tienen como propósito encontrar soluciones firmes a la problemática del plástico en el medio ambiente:

  1. Mecanismo de diálogo: consiste en empresas, líderes, proyectos innovadores para buscar soluciones.
  2. Protocolo mundial sobre plásticos: consiste en innovar y buscar que los mercados sean efectivos y responsables en la producción.
  3. Innovación: que promueva condiciones para una nueva economía.
  4. Base de evidencia: construir bases científicas para crear un debate mundial alrededor del uso responsable de plástico.
  5. Compromiso de los interesados: académicos, estudiantes, gobiernos, ONG y la industria para mejorar el sistema de plásticos.

En conclusión, es vital el cambio de mentalidad en la industria, en los gobiernos, en el consumidor para incrementar los estándares y eficiencia en el reciclaje, que oriente el rediseño de todos los sistemas, como lo indica la Fundación Ellen MacArthur. La economía circular es el arte de hacer rotar los insumos, las materias primas, los productos, en un ciclo en el que todo se reutiliza de alguna manera y nada se desprecia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here